QUIEN TIENE AMOR.

Creo, que desde que el mundo es mundo, y las personas habitan en él, sus dos mayores preocupa-
ciones o miedos, son: a la muerte y a la soledad... aunque también hoy en día tenemos muchos más, pero no quiero descentrarme del tema, pues el foro se expandiría por este universo de dolencias y problemas que tenemos, que por culpa de una mala gestión del ser humano, nos hemos convertido en una sociedad enferma crónica, de falta de esperanza y de un egoísmo atroz.

También pienso que todas religiones, cristianismo, islamismo, budismo, etc... se valen de estos dos,
conceptos, para adoctrinar en sus creencias, y fueron los pioneros, en darse cuenta de la fuerza del amor, no como, la fuerza que en sí es (que mas adelante comentare) sino, como un poder, una necesidad que hay en todo ser, para manipularlo. ¿quien? siente rechazo ante un Dios que te ama... desquitando las connotaciones sociales, políticas y religiosas que hay en ello, porque, siempre tenemos una falta de confianza (o amor) en nosotros mismos, que hace que estemos, predispuestos a creer... y confiar en algo, para que recaiga en ello, el peso de nuestras carencias.

Tampoco quiero decir que sea malo tener fe o religión, pero si saber situarnos ante ella, pues el mayor de los problemas que hay en ellas, es el fanatismo y control, pues al creer, que tu fe es la única, puede llevarte a extremos, haciendo una doctrina, que genera todo lo contrario, de lo que se predica... muchas veces manipulada, por la propia religión.

Pero voy a centrarme, en lo quiero exponer... EL AMOR.

Para mi el amor, no es una cosa estática y duradera, es más como un ser vivo, nace, crece y en ocasiones también muere, y pienso que también hay dos clases de amores, el amor propio y el amor recibido que damos, y que ambas son indispensables y complementaríos entre si.

EL AMOR PROPIO.

El amor propio, es ese amor que cada uno tiene, más o menos presente, pero fundamental para su vivir. Como te vas aceptar, si no te quieres, con que alegría vas vivir, si no te aceptas... lo primero,
que siento cuando me planteo esto es... ¿por qué, me siento mal conmigo mismo, si en teoría, tendría, que quererme como nadie?... ¿qué hace que no me acepte?
Para mi, después de hacer repaso de mi vida y de mí, he llegado a la conclusión de que, una falta de amor propio es debido a varios factores, que por separado o interconectados actúan sobre nosotros.

Primer factor :
Falta de amor, ya desde la infancia, todos, unos más o otros menos, hemos sentido que no hemos tenido todo el amor que hemos necesitado(desde nuestro sentimiento de necesidad que igual no es la realidad, porque hay que partir del hecho, que cada uno somos un mundo y una forma de vivir y sentir las cosas) por eso con el paso de los años, me he dado cuenta que no puedes achacar todos tus miedos o fracasos a ello, que haciendo fríamente un repaso de mis vivencias en el amor, es imposible esperar el cien por cien, el estar lleno, pero si en un equilibrio, que nos haga vivir plenamente y feliz, sintiéndonos queridos y amados.

Segundo factor :
Una sociedad regida por normas y valores, que muchas veces no parten precisamente desde el amor, sino desde el control y el orden, que se rigen más por una supuesta eficacia, y no parte del hecho de que somos seres diferenciados... competitividad, y si en está carrera no eres de los primeros, fracasas y te hundes. Quien no ha sufrido una crisis de valores para darse cuenta de donde estas y quien eres, gracias a ello, yo he llagado a la conclusión de que menos es más, porque cuando más eres o tienes, más esfuerzo tienes que hacer para mantenerlo, por lo tanto cuando menos eres y tienes, menos esfuerzo requiere. Pero para llegar a esto, parto de que me siento fuerte, sin ser nada más que yo.

Tercer factor :
Los miedos, para mi el gran mal del mundo, los que nos hacen escondernos y confiar en otros, o en algo, nuestra vidas, cuando lo que deberíamos es darles cara y superarlos, pero esto parte más de nosotros, no lo podemos evitar, tanto necesitamos amor, como miedos y falta de confianza en nosotros tenemos, por que para ser sinceros, lo que buscamos en el amor es, que por medio de este, superemos nuestros miedos y carencias ... además de otras necesidades físicas (cariño y roce con otro ser) y espirituales (sensación de pertenencia, de algo irrompible, unión de corazones)... pero esto también nos da miedo, es el yim-yam, queremos que nos quieran y tenemos miedo a que no nos quieran, miedo al rechazo. Cuantos amores perdidos por el miedo.

EL AMOR RECIBIDO,Y EL QUE DAMOS.

Todos recibimos amor, otra cosa es , que lo apreciemos en cada momento, que se nos da... con esto quiero decir, que aveces nos confundimos en el amor, y solo lo buscamos en la pareja, ese amor sanador de todos nuestros males... esta sociedad, a impuesto o potenciado todo al rededor de la pareja, y él o la que no tiene, le hacemos sentir de menos, como si fuera un inadaptado (aunque ahora esta cambiando un poco, movimiento single) y precisamente, muchas faltas de amor que tenemos, son por dejar amistades, aficiones, etc... y creo que eso supone una carga sobre la pareja, un peso, que puede crear reproches y sin sabores, que hace que el amor de nuestra relación se retraiga, llegando en ocasiones a provocar su ruptura.
Tenemos que saber diferenciar nuestras faltas de amor y saber dianosticarlas y corregirlas. La falta de amor en la familia (padre, madre e hijos) o el desmedido amor en ella, no tiene que extrapolarse a la pareja, no podemos suplir el amor de un padre o madre por el amor de nuestra pareja, o al revés, que al ser padre o madre, no atendamos la demanda de amor a la pareja. Tenemos que saber diferenciar y buscar los amores, que nos van a hacer tener una vida equilibrada y feliz, y para ello hay que estar siempre alerta ante el amor que recibimos, y valorarlo y también al contrario, saber darlo... creando espacios diferenciados, que nos haga mantener la pasión y romanticismo en la pareja, pues si metemos todo en el mismo saco, puede llegar a ser más una carga y que un amor liberador.
Tenemos que partir del hecho que por ser pareja, no pensamos, sentimos y queremos todo igual, y saber compartir nuestras diferencias con respeto y cariño, querer a tu pareja como es, y no como quieres que sea, porque es un error, eso de pensar, que si me quieres, tiene que hacer esto o lo otro por mi, eso es más coacción que amor.
Cada vez vivimos en una sociedad más exigente, solo hay que comparar nuestra niñez, con la que viven nuestros hijos. Cuantas exigencias, tenemos que ser perfectos, y intentamos la cuadratura del circulo en nuestras vidas, sin pensar en lo que somos o queremos, vivimos muchas veces más para afuera que para adentro, y eso nos hace alejarnos de nosotros mismos, aunque estemos rotos por dentro, nos cuesta pedir ayuda, reconocer nuestras carencias... y precisamente, ese amor que queríamos compresible, cariñoso como algo de nosotros, se convierte en un infierno de reproches y exigencias... por no compartir nuestros miedos, nuestras carencias, por no pedir perdón, por no saber ponerse en ambos lados de la pareja, por eso digo que el amor, esta en todo momento, y hay que saber actuar... no solo es amor para estar bien, lo importante es saber dar amor cuando no estas bien. Eso es la fuerza del amor, sentir que puedes ser algo más que solo tu, que estas interconectado a este mundo... y con amor.

Visitas: 597

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Es muy larga y profunda tu reflexion Roberto, te felicito por ser capaz de parar y reflexionar un tema que parece ser tan importante para los singles. Animo a la gente a que comente, se que hay otras discusiones parecidas, pero esta tiene una dimension diferente. Aqui se trata del AMOR en mayusculas.
Una reflexion genial.Zorionak!Ezagutuko zaitut

me gusta! :)

Responder a debate

RSS

© 2018   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio